La ciencia puede ser divertida y mola aprender

Hoy voy a permitirme hablar de algo de lo que, personalmente, no tengon ni puñetera idea.
Lo digo en la primera línea por si luego más abajo meto la pata.
El caso es que escuchando la radio hace unos días escuchaba a Javier Cansado hacer una reflexión en la que tiene toooda la razón del mundo , hablaban de ciencia, con Javier Fernández Panadero, cuyo blog es este y que está haciendo una tarea desde mi punto de vista encomiable de divulgar la ciencia a los más peques de una forma amena y sencilla.

El caso es que Cansado afirmaba que cuando alguna persona afirma no haber leido algo de Lope de Vega o relacionado con la cultura y las artes se le considera un analfabeto pero, sin embargo, si eres un ignorante de manual en cuestiones de ciencia no pasa nada, está bien visto. Y es cierto. Lamentablemente.

Después de escuchar la amena narración de algunos hechos corrí a Amazon para encargar su último libro “Experimentos para entender el mundo”

Supongo que si en algún momento hubiese contado con profesores que me hubieran explicado la ciencia de esta forma me hubiese interesado y gustado mucho más ya que en el fondo, se trata de hacer algo para que se produzca una consecuencia (lo mismo que cuando ganchillas y vas dando forma a un muñeco o bordas y vas difrutando con el resultado).

una de las razones de mi interés es que el pequeño gamusino afirma que de mayor va a ser científico y que le van a dar el nobel por inventar una máquina para viajar en el tiempo.

Y es que a los niños pequeños llevan  inventar y experimentar en los genes. Después de ver esto, busqué a ver si en Madrid había algún museo o taller de inventos  pero lo más parecido es el Museo de Ciencia y Tecnlogía que ya han visitado en numerosas ocasiones con el cole y cuyos talleres son muy chulos (en el último les explicaron cómo funcionaban las escaleras mecánicas y volvieron fascinados).

El caso es que en Barcelona existe. Es el Museo de Inventos e Ideas.   Este museo tiene una iniciativa que, además, me parece fascinante: invitan a los niños entre 5 y 12 años a imaginar y dibujar un invento y los tres mejores son patentados y producidos.

Estas son algunas de las cosas que hicieron en la última edición que me han parecido alucinantes:

Cuchillo inventado por Martí Copestake Cornellà, de 12 años, tiene un peso añadido al final del mango para que siempre caiga por ese lado. “

Lucia Losada, de sólo 6 años ha creado estas latas hexagonales que se pueden apilar en la nevera y no ruedan de un lado a otro. Ojo, que tiene seis años!

Esta idea super guay es de un niño de 12 años, Lucas Jodar

No os parece maravilloso? a mí si.

Anuncios

Un comentario en “La ciencia puede ser divertida y mola aprender

  1. Pingback: Enseñar a programar a los niños: taller de robótica avanzada | La Casa de los Gamusinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s