Cocinando entre Gamusinos: Mermelada de moras

mermelada de moras

Benicassim

Hoy comparto con vosotros una de nuestras actividades de verano: subir al Desierto de las Palmas en Benicassim a recoger moras. La verdad es que moras silvestres hay prácticamente en todos los montes de España y en función del clima (en Cantabria, por ejemplo, brotan más tarde, casi en septiembre) podemos recoger este rico fruto morado durante el mes de agosto. Nosotros tenemos una ruta fija que no voy a desvelar no sea que el año que viene, cuando vaya me haya quedado sin moras!

El caso es que después de una tarde de senderismo con nuestros palos (para acercarnos las ramas y apartar las zarzas con más pinchos) y de disfrutar de unas sardinas asadas en la terraza del restaurante del desierto   (que aprovecho para recomendar ya que el trato es genial y los precios, si tenemos encuentra la ubicación y las vistas, no están nada mal) bajamos a casa a preparar nuestra clásica mermelada de moras.

Este año entre toda la familia gamusina hemos recogido 1,8 kilos de moras en apenas un par de horas. No está nada mal. Mi consejo es que cojáis las que estén más maduras, más negras y que dejéis que las que aún están rojas o verdes maduren para los que vengan detrás  y que no dañéis las plantas. También que quitéis allí mismo los “sombreritos” a las moras y así os ahorráis tener que hacerlo en casa.

Los ingredientes son muy sencillos:

moras

azucar

limón

tarros para envasar

Lo primero es lavar bien las moras y pesarlas para calcular la cantidad de azucar que tenemos que emplear. En nuestro caso, al tener casi dos kilos, empleamos 800 gramos de azúcar. La proporción habitual es utilizar la mitad del peso de la fruta en azúcar.

peso

Cuando lo tenemo claro, pesamos y añadimos el azucar y removemos:

azucar mezclarremover

Lo ponemos al fuego, no muy fuerte para que no se agarren las moras con el azucar y removemos. Añadimos a continuación el zumo de un limón.

limon

Normalmente la mermelada está lista en unos 20/30 minutos. Id removiendo de vez en cuando y una vez tenga la textura de “mermelada”, apagáis y envasáis.

rellenar

 Nosotros guardamos tarros durante todo el año para esto. Como veis en la foto, hervimos en una cacerola tarros y tapas para esterilizarlos mientras estamos haciendo la mermelada. Con un cuarto de hora es suficiente y así los tenemos listos para envasar. Con los tarros todavía calientes, los cerramos y ponemos al baño maría para cerrar al vacio.

listo

Hecho esto ya sólo queda etiquetar. El Gamusino suele diseñar la etiqueta todos los años pero, si queréis, podéis utilizar el programa Jam Labelizer y diseñar las vuestras : podéis “bautizar” vuestra mermelada, poner la fecha y los ingredientes así como dónde lo hicisteis, añadir una foto y guardarlo como jpeg o imprimir vuestras propias etiquetas.

etiqueta

Espero que os haya gustado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s