Teje tu propio turbante

Hoy voy a rescatar las agujas de punto y os propongo tejer conmigo un turbante de lana, para que seáis las más molonas este invierno al que le queda cuerda para rato.

Lo localicé a través de Raverly, un lugar donde podéis encontrar y compartir un montón de ideas para tejer, ya se a con dos agujas o a ganchillo. No soy ninguna experta en punto y seguro que podréis encontrar on line un montón de tutoriales más profesionales pero voy a contar cómo lo hice yo.

¿qué materiales necesitamos?

materiales turbante

Con esto y un par de horas libres, lo tenemos hecho.

El punto que escogí es el punto de arroz, uno de los más sencillos que existen. Y cuyo tutorial, que podéis encontrar en la web We Are Knitters, os pongo a continuación.

El punto de arroz tiene de especial que es un punto en relieve. Este relieve se consigue alternando un punto del derecho con uno del revés en cada vuelta pero teniendo cuidado de que sobre cada punto que tenemos del derecho en una vuelta, tejemos uno del revés en la siguiente y así sucesivamente.

Lo primero que tenemos que hacer es montar los puntos.

si no lo habéis hecho nunca, aquí os pongo otro tutorial

En concreto, yo monté 75 puntos aunque con alguno menos hubiera quedado más ajustada. Es muy importante que el número de puntos que montéis sea impar, de manera que os ayude a controlar mejor el relieve característico del punto de arroz. Como truco, hice una primera vuelta a punto bobo y así en la segunda, cuando comencé a tejer un punto de cada tipo, era más fácil reconocerlos.

Tenéis que tejer 25 vueltas a punto de arroz y después cerrar la labor. Aquí veis cómo os tiene que quedar. Es fácil darse cuenta de si os habéis equivocado porque en lugar del relieve, parecerá que estáis tejiendo a punto elástico.

Cuando tengáis las 25 vueltas o el ancho que consideréis. Sacais los puntos así.

Y tejéis la parte central. En concreto yo monté 15 puntos y tejí 15 vueltas del mismo tipo de punto. Y pasamos a coser.

Coser no tiene ningún misterio, sólo hacerlo por la parte del revés para que no se vea la costura

Para finalizar, coser también la parte central y fijarla sobre la costura. Y ya está, a lucirse!

Espero que os animéis a hacerla. La verdad es que tenía un poco olvidadas las dos agujas pero ha sido más fácil de lo que recordaba. Os pongo algunas ideas de turbantes de este tipo en mi tablero de cosas para la cabeza de Pinterest-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s