Lecturas de verano para los más pequeños

Lo prometido es deuda, hoy vamos a hablar de libros y cuentos para los pequeños de la  casa. Esos cuentos con los que ellos disfrutan y a mí me encanta leerles.

El primero del que os voy  a hablar es una novedad que ya se está convirtiendo en un clásico: Yo mataré monstruos por tí

 

Es la historia de  Martina, que cuando se acuesta por las noches tiene miedo. Cree que bajo el suelo se esconde un mundo igual que el nuestro, pero al revés. Cada persona y cada edificio tienen su propio reflejo en ese mundo que tiene una peculiaridad: está habitado por monstruos de colores que caminan con la cabeza hacia abajo. Martina cree que si un día se ponen de acuerdo y saltan todos a la vez, la frontera entre ambos mundos desaparecerá y habrá un lucha muy igualada entre humanos y monstruos. Es genial

 

Más sobre Monstruos .En esta ocasión, Tres Monstruos de David MacKee que descubrí un verano en la biblioteca del mar de Benicasim. Es la historia de dos monstruos, un rojo y uno azul que ven la oportunidad de tomar el pelo a un nuevo monstruo, al amarillo. Al Gamusino mayor le encantó. Sobre todo cuando se pronuncia “Asco!”

 

 

 

Otro que descubrí gracias a un cuenta cuentos en la biblioteca es el de La Casa de la Mosca Fosca

 

 

 

Es una historia de animales,  ideal para contar a los más  pequeños que se están iniciando en los números ya que si se cuenta bien y con recursos hace las delicias de los lectores  ya que supone un continuo juego con la palabra y con la imagen ya que está construido a base de repeticiones y rimas.

Para el aula es ideal ya que se puede recrerar de mil maneras diferentes (tomad nota para el día del protagonista).

 

Otros dos clásiscos son Perdido y Encontrado de Oliver Jeffers, que no me puede gustar más por su ternura

Y otro gran clásico: Advina cuánto te quiero

 

los dos son muy tiernos, el primero de ellos cuenta la historia de un niño que se encuentra un pingüino y lo mucho que lo hecha de menos cuando lo devuelve a su casa y el otro es la historia de la liebre y su pequeña compitiendo por ver quien quiere más a la otra.

Y el último que os quiero enseñar es El Gato Tragón.

Es la historia de un gato que se come todo lo que le ponen por delante. Muy, muy divertido y también basado en repeticiones. Al gamusino rubio le pareció divertidisimo.

Asi que, si podéis, seguro que en vacaciones podéis encontrar una biblioteca con un montón de libros y actividades para que los más pequeños se aficionen a la lectura. Nosotros, además de irnos cargados con algunos de ellos, visitaremos las bibliotecas todo lo que podamos.

Feliz fin de semana y felices lecturas veraniegas

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s