de vuelta

Madre mía

no paso por aquí desde el mes de mayo así que se me cae la cara de vergüenza, pero ya es septiembre y hay que recuperar los buenos hábitos.

Espero que el verano haya sido bueno para todos yo os resumo un poco mis vacaciones que se han repartido entre la playa y París (así que uno de los propósitos del año pasado, viajar al extranjero con los niños, cumplido):

 

 

Tintos de verano consumidos: 30

Paseos por la playa: muchos

Escalones subidos en París: todos los que había y alguno dos veces

Deporte realizado: 1 día

Kilos perdidos en vacaciones:0

Kilos ganados: 0 (esto debería contar como medalla de oro olímpica)

Veces que he gritado a mis hijos: muchas, pero es que son muy cansinos y yo no soy una madre zen

Libros leídos: 7 (record)

Manualidades realizadas: Ninguna (por desconexión manual, que tampoco viene mal)

Moras recogidas: 1,2 kilos

Compras en Zara.com: ninguna (viva yo!)

 

Así que como veis un tiempo super normal haciendo cosas sin trascendencia, que tampoco viene mal

Iremos recuperando el ritmo poco a poco

 

Proyectos para 2016: salir a la montaña

echarseal monteHola a todos. Ya se que he desaparecido durante toda la época navideña y desde aquí pido perdón pero no me ha dado tiempo a publicar todo aquello que tenía planeado.

A pesar de que yo los propósitos los hago en septiembre, al inicio de curso, hoy aprovecho este primer post del año para  contaros uno de los que ya hemos puesto en práctica en familia desde finales de 2015.

alt_rutamotaña_5

El plan no es otro que salir más al campo, en familia, para hacer rutas y conocer un poco la Comunidad de Madrid.

Yo he tenido la suerte de criarme en un pueblo rodeada de campo. Los sábados por la mañana, mi padre nos llevaba y allí corríamos o montábamos en bici. Mis hijos, al ser de ciudad y aunque tienen parques cerca no tienen esa suerte así que, cuando el tiempo lo permita, nos hemos propuesto salir a la montaña con bocadillos a descubrir nuevas cosas

rutamontaña_1

La primera ruta con la que nos hemos atrevido está en Rascafría, en concreto intentamos culminar la Ruta del Barondillo que llega hasta  un tejo de miles de años. Y digo intentamos porque, al ser una ruta de 14 kilómetros que no es circular, y haciéndola con niños, decidimos dejarlo antes de terminar para que no hiciese demasiado frio.

En verano, se puede completar sin problema, por lo menos mis hijos no se quejaron de que se les hiciese largo o de cansancio.

alt_rutamontaña_3

 

La ruta es bastante llana, con un par de subidas y corre en paralelo a un arroyo, lo que hace el camino más bonito. Las vistas son geniales y parece mentira que a sólo 60 kilómetros de Madrid haya estos lugares tan puros.

rutamontaña_2

Nosotros llevamos cada uno (niños incluidos) una mochila pequeña con el bocadillo, agua, chocolatinas y fruta. De esta manera, todos llevamos lo nuestro y no uno sólo carga con todo.

Mis hijos añadieron además prismáticos y cámaras de fotos para no perderse nada y como veis en las fotos de más arriba, hasta jugaron a construirse un refugio en uno de los descansos que hicimos.

Y otro aprendizaje: aunque no lleguéis al final de la ruta, no importa, lo divertido es el camino y pasar un rato juntos.

Os apuntáis a echaros al monte?