Mermelada de higos casera

Cada verano solemos hacer mermelada. Y este año nos hemos venido arriba y además de nuestra clásica mermelada de moras hemos hecho también de higos y de melocotón.

Alt_Mermelada_ Higos_1

La receta que os voy a dejar hoy es la de mermelada de higos. Yo no soy mucho de esta fruta -la he probado por primera vez este verano, si vergüenza de tus hijos- su textura tipo plátano pero más dulce no me parece muy atractiva aunque he de reconocer que el sabor no me desagrada. El caso es que cuando ya teníamos nuestra remesa de mermelada de moras de este año lista, un vecino llegó con más de un kilo de higos y nos daba pena que se echasen a perder así que ni cortos ni perezosos los convertimos en mermelada.

Ingredientes:

Higos (750 grm después de pelarlos)

Azucar (la mitad del peso de la fruta)

El zumo de un limón (sirve como conservante)

Alt_Mermelada_higos_4

Ponemos a macerar el azúcar con la fruta en una cacerola durante una horita más o menos y luego encendemos el fuego bajito. Lo tenemos hirviendo al menos 20 minutos aunque lo mejor es ir mirando cómo va la fruta deshaciéndose.

Alt_Mermelada_higos_5

 

Cuando tenga una textura de “mermelada” (ya se que parece una tontería pero seguro que sabéis a qué me refiero), apagáis y pasáis por la batidora. Hay quien esto se lo salta y deja los trocitos de fruta tal cual. Esto me parece buena idea cuando es fruta pequeña o hecha trocitos (como la de melocotón) pero con la de higo no me parecía buena idea y la trituré y lista para envasar.

Alt_Mermelada_higos_6

En un Casa por el que pasamos en vacaciones encontramos un kit estupendo para mermeladas con un montón de tarros y un embudo específico para rellenarlos que es genial. Si no, tenéis que hervir los tarros, rellenar y hacer el vacío. Esto último se puede hacer de dos formas diferentes: bien hirviendo los tarros ya llenos al baño maría o bien, si rellenáis los tarros en caliente, los ponéis boca abajo y normalmente cuando se enfríen estarán listo. Esto os permite que se conserve muchísimo tiempo sin frío.

Alt_Mermelada_higos_7

 

Y listo. Hay quien recomienda esperar unos 60 días para consumirla y quien la consume inmediatamente. Eso lo decidís vosotros. Yo la he comido reciente y está buena. La de higo especialmente con queso y paté.

Animaros a hacer vuestras propias mermeladas, es genial , fácil y quedáis como señores si las regaláis.

Alt_Mermelada_higos_8

Anuncios

etiqueta tu vuelta

la vuelta el cole ya esta aquí (aleluya) como abnegada madre y, antes de que el iva suba, mi gamusino cuenta ya con todo el material educativo prescrito por su colegio.
Como buena chica, me vuelven loca las cosas de papelería, lápices, cuadernos, pinturas… tener peques es una excusa buenísima para lanzarse como loca a comprar todo tipo de materiales y, ya que se lo compras a ellos, algo fijo cae para tí.

Este es el primer año que  Nico  tiene que llevar él el material propio, hasta ahora, el colegio lo compraba y despues nos pasaba la factura. Como cada cosa debe de ir identificada, me dediqué a la búsqueda de etiqueta identificativas y me decanté por las que hacen en la tienda :

La conocía del año pasado ya que compré unas bolsas para la merienda de los peques de lo más chula y la verdad es que me quedé con las ganas de probar algo más.

Eliges lo que necesitas,   los colores, el dibujo que más va con tu peque y en tres días lo tienes en casa.

Cuentan también con etiquetas especiales para informar a los profes de alergias e intolerancias

Es sencillo y eficaz pero navegando por la red hay otros recursos igualmente válidos que pueden ayudar a personalizar libros y cuadernos. El magnífico blog Escarabajos bijos y mariposas, nos motraba estas que son ideales de la muerte:

 
y que están disponibles para descargar aquí
 

Navegando por Pinterest se pueden encontrar otras muchas como esta otra

Y, gracias a la generosidad de la gente que además de tene ideas chulísimas las comparte, también están listas para descaragar aquí.

Y para vosotras, amantes secretas de la papelería,  las hay chulísimas para controlar a quíen prestamos nuestros libros, como estas:

Así que feliz personalización!