La hucha de los deseos

Una de las cosas más complicadas de inculcar a los gamusinos en este loco mundo consumista es la del ahorro. El guardar un poco de las propinas o regalos de cumpleaños que consigen para poder comprarse algún capricho es algo que me estaba costando así que decidí predicar con el ejemplo y preparar mi propia hucha.

Par hacerla sólo necesitáis un tarro de cristal (salchichas, pepinillos, habas…) de un tamaño más o menos medianito.

El mio es grande pero me gustaba que fuera asi. Más bien grande.

En mi caso, la hucha tiene un objetivo, uno de los caprichos de mi lista así que para “visualizarlo”, se lo “tatuamos” con ácido para cristales.

Para utilizarlo sólo tenemos que imprimir una plantilla, fijarlo al tarro y con un algodón pasar por los huecos para que el cristal reaccione y salga la imagen que buscamos

Se puede comprar en cualquier tienda de manualidades, este costó unos 4 euros y dura toda la vida…

Otro ejemplo, la hucha de mi santo para su guitarra

En la tapa hacemos una ranura (con un abrelatas o similar). Yo la pinté de negro y dibujé también el objetivo en la tapa:

 

Para niños hay estas dos modalidades:

Esta, hecha on una botella de plástico

Con tutorial aquí

O esta otra, también con  tutorial


Esta también es muy chula y visualizadora

Justamente leyendo esta entrada, encontré este manifiesto en este blog http://www.wayaiulandia.com/, que me parece genial y os animo a hacer para haceros con algún capricho: