Recetas gamusinas: huevos a la flamenca

Hoy vamos con una receta de esas que te solucionan una cena y que además están para chuparse los dedos

 

alt_huevosalaflamenca_cover

 

Necesitamos tres cositas: chorizo o jamón (nosotros lo hacemos con chorizo, si es picante mejor), salsa de tomate, huevos y un poco de queso rallado.

alt_huevosflamenca_2.jpgPicamos el chorizo en trozitos pequeños y lo ponemos al fondo del cacharro donde lo vayamos a cocinar.

Añadimos salsa de tomate y mezclamos bien el chorizo con la salsa. Podemos añadir especias o una gotita de aceite.

alt_huevosflamenca_3

Incorporamos el huevo y añadimos sal y un poco de aceite y lo cubrimos con queso rallado. Hay quien hace un sofrito con cebolla e incorpora guisantes y ajitos, pero hoy estamos tratando de hacer algo rápido.
alt_huevosflamenca_4

A continuación lo introducimos en el horno que habremos precalentado a unos 180 grados hasta que la clara endurezca (como mucho 5 minutos) para que quede jugoso.

Y este es el resultado final.

alt_huevosflamenca_5

¿lo habéis probado alguna vez? Ya me contaréis que tal os salen.

 

Receta rápida: Berenjenas rellenas de pollo

Buen martes.

Hoy vamos con una receta que se hace en un santiamén y que está buenísima, berenjenas rellenas.

ALT_recetaberenjenas_0

En función de cuántos seáis, necesitaréis más o menos berenjenas. Yo suelo hacer dos y nos comemos una mitad cada uno acompañada de algún entrante pero si son pequeñas, una berenjena entera por persona es un buen menú.

En la primera parte, la de abrir las berenjenas por la mitad y sacar la carne os pueden ayudar los niños.

alt_berengenasrellenas2

yo utilizo este chisme de Ikea para hacer bolitas con el melón. Después lo troceo con un cuchillo.

Cuando tengamos las berenjenas vacías, colocamos las pieles en una fuente y empezamos a cocinar. Rehogamos una cebolla muy picadita con un diente de ajo. Cuando esté listo, añadimos la carne de la berenjena en trocitos pequeños y dejamos que se haga un poco.

ALT_BERENGENARRELLENA3añadimos la pechuga de pollo en trocitos y dejamos que se haga. Cuando esté dorada, añadimos un bote de fritada de Mercadona y removemos. Apagamos y rellenamos las berenjenas con la mezcla.

alt_berengenarrellena5Esperamos a que enfríe un poco y rellenamos las pieles que hemos guardado con un cucharón. Ahí también lo pueden hacer los peques.

ALT_berengenasrellenas_6

mientras los niños os ayudan con esto, podéis aprovechar para preparar la bechamel con la que cubrir el relleno y lo introducimos al horno unos minutos junto con el queso rallado para que se gratine.

ALT_BErengenarellena_7

Y listo. A disfrutar de una comida completa, sana y rápida.

Hasta el viernes

Recetas gamusinas: Salchichas al vino con pasta

Buenos días

Hoy vamos a preparar una receta que descubrí gracias a mi amiga Rosa y que es perfecta para una comida o cena con los niños: Salchichas al vino con pasta.

Las salchichas al vino son una receta sencilla y que seguro que todos habéis preparado alguna vez. Yo os voy a contar cómo lo preparo yo, que tiene alguna variación frente a la clásica ya que le añado tomate y zanahoria.

DSC_2037-min

Vamos a necesitar dos sartenes para ir preparando las cosas a la vez, por un lado el sofrito y por otro las salchichas. os pongo aquí todos los ingredientes para que no se os pase ninguno.

ALT_RECETASALCHICHASCONPASTA

Picamos pequeñito la cebolla, el ajo y la zanahoria

alt_salchichasconpasta_2-min

y lo ponemos todo a rehogar en una sartén a fuego más bien alto para que coja color, que la cebolla y el ajo se pongan marroncitos pero sin pasarse, que luego se quema y no sabe bien.

ALT_salchichasconpasta_3-min

mientras, en otra sartén, también a fuego alto, doraremos las salchichas. Es muy importante que las pinchéis para que no exploten y que queden doradas por fuera y jugosas por dentro.

alt_salchichasconpasta_4-min

La idea es, también que cojan un color marroncito, más o menos así

alt_salchichasconpasta_5-min

Y ahora viene la parte compleja. Cuando veamos que las salchichas están tostadas por fuera, echamos el vaso de vino a esa sartén. Yo lo aparto un poco del fuego para que no salpique toda la cocina y dejamos un poco para que se evapore el alcohol. Y a continuación, vigilando que no se nos queme, añadimos el tomate frito a la otra sartén.

alt_salchichasconpasta_8

Removemos e incorporamos las salchichas y el jugo que han soltado con el vino a la sartén del sofrito e incorporamos  la hoja de laurel y el vaso de caldo, bajamos el fuego y lo dejamos cocer 10 minutos. Aprovechamos para cocer en ese tiempo la pasta con que lo queremos acompañar, yo para los gamusinos hago espaguetis que es lo que más les gusta pero igual con unos nidos está buenísmo.

alt_salchichasconpasta_6-min

Cuando pasen los diez minutos, escurrimos la pasta y servimos en un plato las salchichas con la salsita.

alt_salchichasconpasta_7-min

Si vuestros peques, como el mío pequeño no son de comer el sofrito, se lo podéis pasar con la batidora y también está muy bueno. Como comida o cena completa resulta ideal y no requiere muchas complicaciones. Ya me contaréis si la probáis y que os parece.

Mermelada de higos casera

Cada verano solemos hacer mermelada. Y este año nos hemos venido arriba y además de nuestra clásica mermelada de moras hemos hecho también de higos y de melocotón.

Alt_Mermelada_ Higos_1

La receta que os voy a dejar hoy es la de mermelada de higos. Yo no soy mucho de esta fruta -la he probado por primera vez este verano, si vergüenza de tus hijos- su textura tipo plátano pero más dulce no me parece muy atractiva aunque he de reconocer que el sabor no me desagrada. El caso es que cuando ya teníamos nuestra remesa de mermelada de moras de este año lista, un vecino llegó con más de un kilo de higos y nos daba pena que se echasen a perder así que ni cortos ni perezosos los convertimos en mermelada.

Ingredientes:

Higos (750 grm después de pelarlos)

Azucar (la mitad del peso de la fruta)

El zumo de un limón (sirve como conservante)

Alt_Mermelada_higos_4

Ponemos a macerar el azúcar con la fruta en una cacerola durante una horita más o menos y luego encendemos el fuego bajito. Lo tenemos hirviendo al menos 20 minutos aunque lo mejor es ir mirando cómo va la fruta deshaciéndose.

Alt_Mermelada_higos_5

 

Cuando tenga una textura de “mermelada” (ya se que parece una tontería pero seguro que sabéis a qué me refiero), apagáis y pasáis por la batidora. Hay quien esto se lo salta y deja los trocitos de fruta tal cual. Esto me parece buena idea cuando es fruta pequeña o hecha trocitos (como la de melocotón) pero con la de higo no me parecía buena idea y la trituré y lista para envasar.

Alt_Mermelada_higos_6

En un Casa por el que pasamos en vacaciones encontramos un kit estupendo para mermeladas con un montón de tarros y un embudo específico para rellenarlos que es genial. Si no, tenéis que hervir los tarros, rellenar y hacer el vacío. Esto último se puede hacer de dos formas diferentes: bien hirviendo los tarros ya llenos al baño maría o bien, si rellenáis los tarros en caliente, los ponéis boca abajo y normalmente cuando se enfríen estarán listo. Esto os permite que se conserve muchísimo tiempo sin frío.

Alt_Mermelada_higos_7

 

Y listo. Hay quien recomienda esperar unos 60 días para consumirla y quien la consume inmediatamente. Eso lo decidís vosotros. Yo la he comido reciente y está buena. La de higo especialmente con queso y paté.

Animaros a hacer vuestras propias mermeladas, es genial , fácil y quedáis como señores si las regaláis.

Alt_Mermelada_higos_8

Bálsamo labial de cera y miel

Hoy volvemos con un diy para cuidarnos un poquito. Vamos a hacernos un bálsamo labial casero super hidratante.

Optimized-Balsamomiel_1

No se si os pasa a vosotras pero yo tengo un montón de bálsamos labiales y la mitad de las veces no se dónde los he puesto así que decidí después de ver lo fácil que era preparar uno en casa.

No tenía ni idea de lo fácil que era y lo rápido que se prepara. Dejo de enrollarme y os cuento lo cómo se hace.

INGREDIENTES:

– Cera de abejas: la podéis encontrar en cualquier herbolario, no vale la que venden para depilarse en casa, tiene que ser 100% natural.

– Aceite de oliva: yo lo hice con aceite virgen extra, aunque si preferís podéis hacerlo con manteca de cacao -también en el herbolario- o manteca de karité.

– Miel: Esto es opcional pero aporta un extra de nutrición y podéis sustituirla por aceites esenciales  de árbol de té, menta, limón, lavanda… (tampoco valen los aceites para el cuerpo).

– Tarros: Yo utilicé algunas latas de vaselina clásicas de gal y otras cajitas metálicas que tenía por casa. Las tenéis que hervir antes de utilizar para que queden bien limpias.

 

Optimized-balsamolabial_2

 

¿Cómo lo hacemos?

Tenemos que poner en un tarro al baño maría la cera de abejas a una temperatura muy bajita para que se vaya deshaciendo poco a poco.  Cuando lo tengas derretido, incorpora el aceite a temperatura ambiente y continua removiendo.  Las cantidades óptimas son tres medidas de aceite por una de cera aunque lo mejore es que probéis la textura -yo lo tuve que repetir porque me quedó demasiado sólida-.

Al final añadís la miel. Yo puse dos cucharadas con la mezcla apagada y removéis de nuevo. Si utilizáis aceite esencial, las recetas que he visto recomiendan un máximo de 10 gotas. Y si queréis que sea de colores, cortad un trocito de vuestro pintalabios y añadirlo a la mezcla cuando todavía esté caliente.

Optimized-balsamolabial_3

Antes de que se solidifique lo introducís en los botes. A mi me ayudó el gamusino mayor pero tenéis que tener mucho cuidado porque la mezcla está caliente y os podéis quemar.

Optimized-balsamo labial 4

 

Luego podéis decorar los tarros y poner de qué son los bálsamos. Es ideal para regalar y para tener siempre uno disponible a mano cuando lo necesitáis.

Espero que os animéis a prepararlo porque es muy fácil.

Optimized-balsamolabial_5

40 razones por las que mola cumplir 40 explicadas con chocolate

Este fin de semana todos los habitantes de la Casa de los Gamusinos hemos estado celebrando el cumple de una buena amiga. 40 ni más ni menos. Ella ha sido la primera pero en unos meses ¡vamos todas detrás! ¡y que dure muchos años!

Como complemento a los regalos y a la sorpresa que la teníamos preparada decidí que ya era hora de poner en práctica esta idea de Baballa.

Baballa

En mi caso decidí prepararle 40 razones por las que mola cumplir 40.  ¿os animáis? Sólo necesitamos, evidentemente chocolate, papeles y un poco de tiempo (envolverse 40 bombones no es tan rápido como parece).

40 razones par cumplir 40

 

Estos bombones son de Lidl, os lo recomiendo total si queréis hacer algo con chocolates ya que los hay de todo tipo, muy bien de precio y además super ricos.

Qué más necesitamos: Prepararnos las 40 frases que meteremos en cada uno de los 40 bombones. Hay que dedicarle un ratito . Si como yo estáis a punto de cumplirlos también, podéis pensar en vosotros mismos. Eso ayuda. Y luego poner una fuente chula y que se lea bien como estas gratuítas de Pinterest. 

 

Cuando tengáis 40 -o las que necesitéis- yo os recomiendo cortarlas con una guillotina para que más o menos queden todas del mismo ancho. Si ya tenéis los bombones, utilizarlos como referencia.

logo gamusinos cuadrado wp

 

Y luego, tijeras, papeles bonitos y a envolver uno a uno. También tenéis que medir el chocolate para ver cuanto papel necesitamos. En cuanto al papel: en Primark y Tiger tenéis papeles de regalo muy apañados y también blocs con papeles bonitos.

mola cumplir 40 4

 

 

Cuando los tenemos todos sólo hay que introducirlos en una caja -yo la compré en Tiger- o en un bote chulo de cristal . Mi santo le hizo un diseñito para poner encima con la frase “40 razones por las que mola cumplir 40”.

mola cumplir 40 5

 

 

Un poco de papel seda y tapar. Ah! Es osí, decirle a quien se lo vayáis a regalar que no se los puede comer todos del tirón!

Mola cumplirr 40 6

 

Esa otra idea también me parece genial y creo que no tardaré mucho en poner la en práctica -no os parece genial como regalo de fin de curso para un profe?-

Nena Espacial ha preparado hasta un video dónde podéis aprender a hacerlo

 

 

Feliz y dulce semana.

A las ricas bravas gamusinas!

Un aperitivo como Dios Manda necesita unas bravas. Sino es como si no te lo tomaras. Pero que sean de las ricas, no de esas a la que les echan salsa picante de bote y son de bolsa congelada.

Unas buenas patatas bravas son un manjar y no es tan fácil hacerlas bien o encontrar un sitio donde te las hagan ricas.

Nosotros tenemos la suerte de vivir cerca de uno de los mejores sitios de Madrid para disfrutar de las patatas bravas, el Docamar.

Si algún día tenéis la posibilidad de probarlas, no lo dudéis. Pasaros a la hora del aperitivo y acompañarla con un buen vermú de grifo. Como buena receta maestra, la salsa es secreta y puedes comprarla en el mismo establecimiento.

El otro día mi santo Gamusino decidió que era la hora de que esta casa tuviera su propia salsa brava y trató de emular la del Docamar.

Lo primero que hizo fue comprar un par de kilos de buenas patatas gallegas que, para freír, son lo mejor de lo mejor. Lo segundo, investigar la receta. Aquí si que hay para todos los gustos. Hay quien la hace con tomate y hay quien asegura que la suya no lo lleva. En teoría la del Docamar no lleva. La que preparó a mi y a los niños nos gustó, no es igual pero… os la cuento por si os animáis a preparar el aperitivin este domingo

receta de bravas

Este fue el resultado:

BRAVAS EDIT 1

¿qué os parece? La verdad es que volaron y el chef de la casa ya está pensando en nuevas variantes. He visto por ahí una receta que utiliza caldo del cocido en lugar de agua… habrá que probarlo. Entre tanto, buen provecho

BRAVAS EDIT 2