Una de vermú casero

Los reyes, que me conoce bien, me trajeron este año un kit para hacer mi propio vermú.

Vermú casero

 

Aunque ahora esta de moda entre los modernos la verdad es que yo soy muy del vermú, sobre todo los meses de invierno cuando tomarte una caña o una cerveza fresca se me hace más cuesta arriba. Y si voy a un bar y tienen vermú de barril ya me han ganado para siempre.

El regalo en cuestión consiste en un kit que trae todo lo necesario para hacerte tu propio vermú en casa y lo podéis encontrar en www.lamassala.es . Para elaborarlo necesitáis además comprar una botella de vino blanco seco .

Debe de estarse poniendo de moda porque hasta en El Comidista le han dedicado un post al asunto

alt_vermu_2

Al contrario que otros kits para hacer cosas -cerveza, ginebra….- este es sencillísimo. Para empezar, tenéis que machacar en un mortero la mezcla de especias que incluye. Por lo visto, para que un vermú tenga su punto dulzón, la cantidad exacta de especias que debe incluir es la clave ya que de otra manera quedará muy amargo. Aquí sólo tenéis que vaciar el botecito en un mortero y machacar.

alt_vermu_3

A continuación rellenáis un saquito que incluyen con las especias machacadas, lo atáis y rellenáis un tarro con el vino seco. Tapáis y lo dejáis en infusión en un sitio fresco durante 5 días. Todos los días es conveniente mover un poco la mezcla.

alt_vermu_4

Transcurridos los cinco días, sacáis la bolsita de las especies, echáis el vino en una jara y añadís el azúcar moreno. Es gracias a este azúcar cómo el vermú adquiere su color rojizo clásico.

alt_vermu_5

Cuando se haya disuelto, añadís sólo 5 ml de aguardiente (yo eché 10 porque me parecía poco).  Colocáis el filtro en la botella que viene en el kit y lo rellenáis con la mezcla.

alt_vermu_6

Lo dejáis reposar 10 dias en la nevera y si es necesario lo volvéis a colar. Yo no lo hice porque me gusta ese aspecto turbio. La verdad es que está riquísimo.

alt_vermu_8

Así que ya sabéis, si queréis hacer un regalo resultón y además para compartir, este kit de vermú es una buena opción. Incluye una etiqueta para que lo bauticéis y pongáis fecha. En teoría aguanta hasta seis meses en la nevera, pero yo creo que el nuestro se nos termina este fin de semana…

Que tengáis buena semana

 

Anuncios

A las ricas bravas gamusinas!

Un aperitivo como Dios Manda necesita unas bravas. Sino es como si no te lo tomaras. Pero que sean de las ricas, no de esas a la que les echan salsa picante de bote y son de bolsa congelada.

Unas buenas patatas bravas son un manjar y no es tan fácil hacerlas bien o encontrar un sitio donde te las hagan ricas.

Nosotros tenemos la suerte de vivir cerca de uno de los mejores sitios de Madrid para disfrutar de las patatas bravas, el Docamar.

Si algún día tenéis la posibilidad de probarlas, no lo dudéis. Pasaros a la hora del aperitivo y acompañarla con un buen vermú de grifo. Como buena receta maestra, la salsa es secreta y puedes comprarla en el mismo establecimiento.

El otro día mi santo Gamusino decidió que era la hora de que esta casa tuviera su propia salsa brava y trató de emular la del Docamar.

Lo primero que hizo fue comprar un par de kilos de buenas patatas gallegas que, para freír, son lo mejor de lo mejor. Lo segundo, investigar la receta. Aquí si que hay para todos los gustos. Hay quien la hace con tomate y hay quien asegura que la suya no lo lleva. En teoría la del Docamar no lleva. La que preparó a mi y a los niños nos gustó, no es igual pero… os la cuento por si os animáis a preparar el aperitivin este domingo

receta de bravas

Este fue el resultado:

BRAVAS EDIT 1

¿qué os parece? La verdad es que volaron y el chef de la casa ya está pensando en nuevas variantes. He visto por ahí una receta que utiliza caldo del cocido en lugar de agua… habrá que probarlo. Entre tanto, buen provecho

BRAVAS EDIT 2