Cajas de fruta para todo

Ya sabéis que mi santo y yo somos un poco traperos y que caja o palét abandonado que nos encontramos por la calle, se viene a casa.

Otro día os daré ideas para reciclar palets pero, de momento os hablo de las cajas de fruta.

De un tiempo a esta parte es verdad que son más frágiles y que la madera que utilizan es peor, pero las cajas de fruta que se apilan por montones a las puertas de las fruterías pueden tener mil y una utilidades como este macetero colgante que véis en la foto de arriba.

Yo tengo varias, una la utilizo como caja para las mantas. Es de madera buenísima y nos la encontramos abandonada en la última huelga de basuras de Madrid. Un poco de limpieza y barniz , unas ruedas atornilladas y listo.

ALT_CAJAFRUTA_1

La reina de la casa, Lúa, tiene su cama hecha también con una caja, en este caso, mi santo la hizo enteríta utilizando maderas de palets. Y tengo otra para almacenar los libros que los gamusinos sacan de la biblioteca a modo de estantería en el salón

ALT_cajafruta_2

Si queréis decorar con cajas y no encontráis, en el Mercado de Motores descubrí EnKaja . Si os pasáis por su Pinterest, hay un montón de ideas para utilizarlas.

Por ejemplo: como mueble en el recibidor para tener ordenados abrigos y zapatos

O bien como mueble auxiliar o estanterías para un salón

Otra buena idea puede ser utilizarlas de mesas de centro con hueco para almacenaje

Si las pintamos y decoramos un poco son ideales para habitaciones

¿qué os parece? La próxima vez que veáis una caja, no os lo penséis dos veces y llevárosla. Seguro que le encontráis utilidad.

Convierte tus cajas en mágia

Hoy empiezan las vacaciones en Madrid. Todo un verano por delante para descubrir mil y una cosas con los peques. Que está muy bien pero…. ¿y los ratos que están en casa? ¿cómo podemos hacer que se entretengan y no la conviertan en una leonera? Desde hace tiempo, la decoración de la habitación de mis hijos está basada en las cajas. De esta manera, pueden sacar y jugar a lo que quieren y después volverlo a meter en ellas, aunque sea desordenadamente de manera que no esté por el medio. Digamos que me da “paz visual”. Pues bien, con cajas de todos los tamaños se pueden hacer mil  y un juegos que, por una parte, sirve para tenerlos entretenidos mientras lo preparamos y, por otro, nos permite tener la habitación dentro de un mínimo orden. Os enseño algunos ejemplos. Ya os he contado alguna vez que a mi gamusino rubio le vuelven loco los animales. En su mundo imaginario tiene una granja. Así que… ¿qué os parece esta? Es una caja de zapatos reconvertida en vaquería. Super chula. La idea la encontré en Pinterest. Los coches. Otra aventura. Mis hijos tienen una caja con más de 100 minicoches -si, más de 100, los he contado-. Pues cualquier caja con un poco de papel kraft, pintura y cintas adhesivas puede ser el mejor de los talleres-garaje. A que mola? y mirad este otro hecho con rollos de cartón   Para las niñas hay mil y una ideas, como esa cama para muñecos   O esta ciudad hecha con cartones deshechables Y, aprovechando que hay mudial aunque España lo vaya a dejar pronto y que seguro tenéis bolas de goma…¿qué os parece este furbolín? Sólo necesitamos una caja, palitos y pinzas de la ropa! Espero haberos dado algunas ideas para pasar un buen rato con vuestros hijos en vacaciones. En mi tablero de Pinterest con ideas tenéis todas estas cositas y algunas más. Espero que os sirva. Buen fin de semana.

Reutiliza una caja como revistero

Muy buenos días. Hoy no tenía post programado y os voy a dejar con una colaboración invitada de mi santo.

yo había pensado aprovechar una caja de fruta y un somier viejo para hacer un revistero molongo. Yo que soy un poco chapuzas, hubiera cogido la caja, pintado en un color mono y listo. Mi santo no, es muy elaborado. Os cuento lo que hizo.

En primer lugar cogimos -diógenes lo llaman-  un somier abandonado. Y la caja de frutas que yo había cogido, se quedó sólo en unas cuñitas que sujetan las esquinas.

Los materiales fueron estos006

 

para ello, hay que medir primero bien el contorno de la caja y cortar con la sierra de calar a la medida que necesitamos los listones.

caja de fruta en revistero

Poco a poco con paciencia y clavos, vamos construyendo la caja y la base.

caja de fruta en revistero

Cuando la tenemos lista y para dar un toque, teñimos la madera con un poco de nogalina

caja de fruta en revistero

 

Y ya estaría lista a falta de ponerle las ruedas

 

caja de fruta revistero

Para que quedara más cuqui, mi santo buscó un diseño que plasmar con transfer sobre los listones. En este caso es una palabra en cirílico -no me acuerdo el qué-

caja de fruta en revistero

 

La pintamos con rotuladores – en mi caso yo utilizo los Giotto Decor, que pintan sobre cualquier superficie-.

caja de fruta en revistero

Cuando lo tengáis, hay que dar un poco de cera para pulir por toda la superficie

caja de fruta en revistero

 

y este es el resultado final! A que es chulo???

caja de fruta en revistero

 

os animo a reutilizar cajas, tienen un montón de usos en casa. Yo ya tengo dos… no se con cuantas acabaré!