Post Deco: pon un balcón en tu vida

Los pocos que siguen este blog saben que todos los años por estas fechas, con la vuelta de las vacaciones “re-decoro” o cambio algo de la casa.

Hace dos años fueron las puertas, que pasaron a ser blancas gracias a uno de los proyectos de la casa de las ñapas. El año pasado fue el suelo de la cocina y el baño, que cambiamos con placas vinílicas.

Este año le ha tocado al balcón. Ikea es una mala influencia.

Resulta que nuestra casa tiene dos balcones que dan a una gran avenida. Son minúsculos pero, después de todo el verano desayunando en la terraza decidí que quería guardarme un poquito de verano y aprovechar los útlimos días de calor y hacerlo cuando estuviese también en casa.

Pinterest está llena de imágenes ideales como esta que os pongo aquí debajo así que claro, tenía que intentarlo

b37c276f799c9519a0c6e70d939cebb7

 

La multinacional Sueca es ideal para esto. Así que miré si tenían sillas y mesas que se adaptaran al tamaño microscópico del balcón. Y sí que había.

balcon_4

Se trata de la silla modelo Tarno, que cuesta sólo 10 euros. Quedan justas porque el balcón sólo tiene 50 centímetros de ancho.

Además de las sillas, también buscaba una mesa. Al principio, como sólo voy a salir a desayunar o tomar una cerveza y leer los fines de semana pensé en una de estas

450_1000Y la verdad, aunque es muy chula, pagar 110 € me parecía demasiado. Así que seguimos en Ikea y mira tú por donde, encontramos una que, dada la estructura del balcón, que tiene una plancha de acero taladrada, era perfecto para atornillar. La mesa ASKHOLMEN.

 

balcon_5

Para hacerlo más acogedor, un poquito de césped artificial y una guirnalda de luces led.

somos los únicos del edificio que aprovechamos este mini espacio pero la verdad es que da gusto asomarse. Los niños también se han aficionado a desayunar en él así que dinero bien invertido.

 

balcon_3

¿Tomamos algo en mi balcón? Estáis invitados

balcon_2

Manualidad para peques: una obra de arte

Hoy vamos a hacer una manualidad para los más pequeños de la casa que además hace que se  sientan  unos auténticos artistas y que nos permite además trabajar con ellos la motilidad fina, como dicen los profesores

Untitled design (2)

En casa tenemos unos cuantos tarros con cristales y conchas que recogemos de la playa.  Gracias al blog de Gelatina de Plata y un marco que tenía por casa decidí ponerlo en práctica.

Lo único que necesitáis es un marco de IKEA de los que tienen profundidad, una cartulina, cola blanca y cristales o conchas.

ALT_cuadroconcristales1

La parte más divertida es vaciar el tarro e ir eligiendo los cristales que queremos utilizar y cómo colocarlos.

alt_cristales_4

Cuando tenemos todo el espacio relleno sólo tenemos que esperar a que la cola seque para que no se caigan los cristales y montarlo

ALT_CRISTALES_5

Ya os he contado alguna vez que los gamusinos son bastante parlanchines así que resultó bastante divertido ver cómo explicaba por qué elegía cada uno de los cristales mientras afirmaba que estaba haciendo su propia obra de arte.


DSC_2546-min

ALT_CANVAS_6

Es una forma de pasar un buen rato un día de lluvia o de pasar la tarde haciendo algo juntos.

espero que os guste