Una noche en el museo

Uno de los regalos que más ha disfrutado mi gamusino este año ha sido la posibilidad de disfrutar de un evento genial que descubrimos casi por casualidad.

ALT_nochemuseo_6-min

Desde octubre el Museo de Ciencias Naturales de Madrid organiza “Una noche en el Museo”, una experiencia única en que compartir con los peques aventuras, talleres, juegos y que termina con una acampada en las salas del museo en las que se pasa la noche.

La experiencia resulta inolvidable para grandes y pequeños. Nuestro Gamusino participó en una jornada que estaba destinada ha hablar de la experimentación y la investigación. En otras ocasiones se han centrado más en en los dinosaurios.

ALT_nochemuseo-min

La jornada funciona de la siguiente manera; llegamos al Museo a las 20:30, una vez allí ofrecen una cena ligera a base de sandwiches se pasa a los talleres. En el caso de los que pudimos disfrutar eran sobre la conservacion de las especies, una gimkana para identificar huellas

ALT_nochemuseo_2-min

Una de las actividades mas curiosas fue la de conservar un pez en líquido, identificándolo y guardándolo correctamente para su conservación

ALT_nochemuseo_7-min

ALT_nochemuseo_3-min

Después de una explicación muy teatral de la misión del museo, pasamos a dormir bien preparados con los sacos. No hace mucho frío pero id bien equipados si os animáis a participar

ALT_nochemuseo_5-min

Hasta la mañana siguiente, bien tempranito, que nos despedimos del museo con un desayuno. La verdad es que no se si el Gamusino es consciente pero es todo un privilegio poder disfrutar de este tipo de actividades y de que cada vez más los museos se presten a realizar este tipo de actividades más innovadoras y que seguramente resultan mucho más atractivas a las generaciones de nuevos investigadores.

ALT_nochemuseo_4-min

Planes con gamusinos: Visita al Museo de Ciencias Naturales

 

Las navidades son propicias para ponerse manos a la obra con planes con los gamusinos. Hace mucho que no publicaba ninguno! Y en esta ocasión va de Museos. Uno de los preferidos del gamusino mayor, el Museo Nacional de Ciencias Naturales .  La verdad es que con Nico hemos ido mucho más de museos que con Mateo pero , ahora que ya es más mayor, la verdad es que también lo disfruta. Esta fue para él su primera vez en el Museo “de los Animales” y la verdad es que salió encantado.

Un Museo de Ciencias es perfecto para los peques: Está lleno de animales.

Un elefante enoorme, jirafas, cebras, leones, osos! Hay de todo, desde los insectos más pequeños y coloridos hasta esqueletos gigantescos.

La verdad es que en vacaciones está repleto de gente pero, tiene la parte positiva de que se pueden sacar las entradas por internet aquí y no hay que esperar cola. Además, como mis hijos son muy madrugadores aprovechamos para llegar pronto y poder recorrerlo un poco a nuestras anchas. Además cuentan con una serie de actividades para pequeños y mayores que no están nada mal y que ya están en nuestra lista de actividades a realizar en los próximos meses.

Este calamar gigante ha sido el descubrimiento de esta visita. Pero el amigo Aslan, no se queda atrás.

Y es que a qué niño no le gustan los leones?

 

Hay un esqueleto colgado del techo (el edificio en si mismo ya valdría la visita) impresionante, por no hablar de la parte en la que están las otras estrellas de la colección: los dinosaurios.

Esta parte, para un adulto, se queda un poco pequeña, la verdad , pero aún así son impresionantes. Como anécdota os comentaré que a mí lo que más me gustó fueron los ejemplares de periódicos de la época en la que se instalaron los dinosaurios en el museo, hace la friolera de 100 años y leer las crónicas en los periódicos de aquella época. Genial!

 

IMG_0365

Así que no lo dudéis si queréis un plan para hacer con los peques estas mañanas de invierno, no os perdáis el museo. Es un plan genial.