Orden y concierto: como aplicar el método Getting things done

Uno de mis propósitos para el nuevo curso es procrastinar menos y hacer más…. Y qué es procrastinar, me preguntaréis vosotros…. pues procrastinar es el acto de dejar para mañana o para dentro de un rato miles de tareas que se van amontonando sin fin  y al final del día os dais cuenta de que se os han acumulado un montón de tareas más…. De vez en cuando voy a ir publicando entradas de este tipo por si a alguien le son de utilidad. Además, aunque son estrategias que yo uso en mi día a día profesional, podéis incluso ayudar a los niños algo más mayores de manera que puedan planificar el estudio con mejores resultados.

64b5382d9a167d554c845d480a68ddd6

Peroooooo a pesar de cada día nos rodean más pantallas, estímulos y planes apetecibles que hacen que aparquemos los que de verdad tenemos que hacer, hace unos meses descubrí la metodología “Getting  things done” que más que nada significa tener las cosas hechas.  Os lo resumo los pasos que propone.

gtd_productividad

Yo me hago una lista en un cuaderno con las tareas del día antes de empezar y me pongo manos a la obra. Pero además hay que seguir los siguientes pasos

 

gtd_2

 

Al principio es duro pero os prometo que funciona y que da mucho subidón ir tachando todo lo que vais haciendo y liberáis tiempo para otras cosas. Si sois de distracción fácil delante del ordenador  (como yo) tal vez podáis utilizar otros sistemas como   “Pomodoro”  que establece bloques de tiempo para cada tarea o bien  “Freedom”que impide que puedas utilizar internet y las redes sociales mientras trabajas.

Como véis vengo con la pilas cargadas. La semana que viene más, tendremos el primer tutorial de la temporada.

Hasta el martes!

 

 

 

 

 

 

 

Organiza tu vuelta

Muchos de vosotros estais ya a punto de volver de vacaciones si habéis tenido la suerte de poder desconectar durante unos días y cambiar de aires.

Al igual que el año pasado, Septiembre es una especie de año nuevo. Un momento en el que hacer balance y tratar de modificar algunas cosas del año.

Para ello, a mi me gusta está organizada. Y como viciosa de la papelería que soy, la vuelta es para volver a caer en las tentaciones de las agendas, los planificadores, cuadernitos y demás.

Antes de las vacaciones las chicas de Con P de Papel colgaron en su blog un planner u organizador semanal imprimible, gratuito y muy útil que os animo a hacer. Para ello sólo tenéis que imprimir o reciclar hojas viejas (colocarlas en la impresora por el lado que aún está sin utilizar y listo), cuando tengáis las que necesitáis, encuadernais con una espiral o canutillo y directo a vuestra mesa.

Planner Con P de Papel

De este planner me ha gustado especialmente que han desarrollado una etiquetas para poder pegar y marcar cosas importantes que podéis guardar en un sobrecito en la contraportada (utilizad una cartulina de encuadernar para ello)

Los planificadores últimamente me resultan más útiles que las agendas, la verdad. Si queréis descargar el planificador, sólo tenéis que  pinchar aquí.

También si necesitáis apuntar las ideas para un post podéis “fabricaros” vuestro propio cuaderno, hace poco he descubierto pocketmod. Se trata de una aplicación que permite hacerte tu propio cuaderno tipo Moleskine. Tienen un video en su página donde explican paso a paso como hacerlo!

Si dáis un paseo por Pinterest encontraréis un montón, es cuestión de dar con el estilo que más os guste. A mí, personalmente me han encantado estos para planificar mínimamente los post que tengo previstos y no olvidarlos:

organizador de post

Es claro y sencillo, como este otro

Organizador de post II

Yo creo que finalmente me decantaré por este, ya que tiene tamaño cuaderno y me parece más manejable.

Organizador tamaño A5

Es una forma de que todas esas ideas que, de repente tienes, no se pierdan en el millón de papeles, cuadernos y demás.

Otro día os enseño los que he encontrado para apuntar recetas de cocina, que hay cosas chulísimas.