Planes con niños en Madrid: Exposición de Chema Madoz

Chema Madoz es sin duda uno de mis artistas favoritos. sus composiciones y obras están a la altura de los grandes pintores contemporáneos y desde hace muchísimo tiempo dos fotografías suyas -copias- decoran mi salón. Así que para salir un poco de casa a pesar de los calores, mis tres maromos y yo nos fuimos a ver la exposición.

ALT_EXPOMADOZ_3-min

Ya se que con la ola de calor y esas calles echando fuego no apetece, pero la verdad es que al final, merece la pena descubrir cosas nuevas a través de los ojos de los más pequeños.

La exposición se ve rápido y resulta muy atractiva para los niños. Todo lo que sea ver cosas diferentes o la forma de utilizar objetos tradicionales de una manera distinta es para ellos un estímulo muy atractivo

ALT_expomadoz_1-min

Nos pasamos un buen rato entre las obras de la última exposición Las Reglas del Juego que podéis visitar en la sala Alcalá, 31 de Madrid. Es ideal para visitar con niños porque está en un lugar amplioy luminoso y no hay que andar subiendo y bajando. Además, con el calor, y como hace tiempo que se abrió al público, estaba bastante despejada y pudimos dedicar todo el tiempo que quisimos a pararnos y repasar las obras que más les llamaron la atención.

ALT_expomadoz_2-min

Lo chulo además es ver cómo con la diferencia de edad que tienen entre ellos es muy curioso ver las opiniones y visiones tan diferentes que tienen uno y otro y es que las exposiciones y actividades sirven también para charlar con ellos alrededor de lo que estamos descubriendo juntos.

alt_expomadoz_4-min

Les debió de molar porque al día siguiente nuestro salón se convirtió en un laboratorio de investigación fotográfica y entre los dos se dedicaron a intentar hacer fotos al estilo de Chema Madoz. Eso es lo chulo, experimentar con los nuevos descubrimientos

alt_madoz_5-min

Y este fue el resultado de sus intentos

alt_madoz_6-min

Este obra de Nico y este de abajo de Mateo

alt_madoz_7-min

Qué, os animáis a visitar una exposición con otros ojos y contarme el resultado?

Hasta el viernes

Anuncios

Madrid con niños: planes para un sábado de primavera

Ahora que hace buen tiempo es el momento ideal para hacer planes de fin de semana para compartir en familia.

La semana pasada nosotros nos acercamos hasta Matadero por primera vez con los dos gamusinos y la verdad es que repetiremos.

El gamusino mayor hizo uno de los talleres de la exposición El poder de las canciones, construir una guitarra y repasar los orígenes del rock pero eso ya os lo contaré en otro post.

alt_madridconninos-min

Mientras ellos hacían el taller Mateo y yo disfrutamos de dos de las exposiciones, la de música, que está montada alrededor de 60 canciones con auriculares para escucharlas y con las letras en español e inglés para cantar con ellos.

alt_madridconninos_4-min

Y a continuación visitamos la de Verne, Nuevos viajes extraordinarios

alt_madridconninos_2-min

Lo más chulo de esta exposición son los manuscritos de Verne, con su letra diminuta y el globo terráqueo que utilizó para imaginar todas sus aventuras

alt_madridconninos_3-min

Cuando terminó el taller los cuatro juntos disfrutamos del Mercado Central de Diseño. Allí había un montó de puestos interesantes con productos de moda, decoración, ilustración y diseño y una oferta gastronómica en foodtrucks, para poder comer tranquilamente y aprovechar la plaza central del matadero.

alt_madridconninos_5-min

la verdad es que es genial que en Madrid haya aún sitios así y que se puedan disfrutar con una oferta variada y adaptada a todo el mundo. El mercado de diseño se celebra los segundos fines de semana del mes pero es que los terceros hay mercado de productores, donde poder comprar productos ecológicos a buen precio, si me animo a pasarme, os lo cuento.

alt_madridconninos_6-min

Que tengáis buen fin de semana

Gamusinos al sol: Pompas de jabón

gamusinos al solYa va quedando menos verano y poco a poco hay que ir volviendo a las rutinas que tanto bien hacen durante el resto del año.

 

Entre tanto, los días van pasando perezosamente junto al mar y, una de las cosas preferidas de los gamusinos es pasear hasta la zona donde varios hippies se de dican a hacer pompas de jabón con palos y cuerdas.

 

La verdad es que cuando sopla algo de viento hacen unas pompas preciosas. Gigantes. Que vuelan rápido y alto siempre y cuando algún pequeño no decida saltar para aplastarlas antes de que se pierdan de vista y es que, no nos engañemos, explotar pompas es casi tan divertido como explotar globos de agua tal y como explicabamos a principios de verano.

 

 

 

Al pequeño gamusino rubio le apasionan. No hay vacaciones en las que no pida un pompero para pasear o que se pase las tardes persiguiendo a los niños que llevan alguno por el paseo.

receta_pompas de jabon_2

Si queréis hacer vuestra propia mezcla de jabón para pompas podéis encontrar miles de opciones en la red.

Esta es la que os recomiendo

receta_pompas_jabon

Para que salgan mejor se suele recomendar agua destilada pero vamos, que con la del grifo vale y conviene dejar reposar la mezcla toda la noche y utilizar al día siguiente. Un buen entretenimiento puede ser realizar los pomperos para que los pequeños soplen. Sólo hace falta un poco de alambre y de imaginación

De este modo podemos construir varitas como estas que se pueden decorar con cuentas de madera o hamma beads.

 

Los más pequeños pueden utilizar para su seguridad limpiapipas como estos

 

 

En este blog os enseñan a prepararlos,  pero si lo que queréis es hacer un millón de pompas a la vez, echad un vistazo a este tutorial super sencillo para el que sólo se necesita una botella de agua vacía de cuello ancho y pajitas.

 

El resultado es este

 

Espero que os animés a hacer vuestras propias pompas y que me contéis si la mezcla ha dado buen resultado. Como idea para cumple de verano me parece genial.

Hasta el martes que viene!

 

Descubre el camino de los egipcios en Madrid

Ya he explicado en otras ocasiones que vivir en una gran ciudad tiene tanto cosas buenas como malas. Una de las cosas buenas es la proximidad a los grandes museos que permiten tener acceso a una oferta cultural completísima siempre y cuando tengas esas inquietudes.

Uno de mis trucos cuando hacemos planes con los niños es que las actividades que vayamos a realizar con ellos giren en torno a un tema que les interese o que nos lo preparemos antes. En este caso, al gamusino moreno le encanta Egipto y los egipcios como ya os expliqué en el taller del Museo ABC al que asistimos hace unas semanas, así que esta semana hemos aprovechado para saber algo más de los egipcios ya que en Madrid hay dos lugares donde aprender sobre ellos.

La primera parada la hicimos en el  nuevo Museo Arqueológico Nacional (MAN), que estaba de inauguración y era gratis aunque si queréis visitarlo la entrada son 3€ y es gratuito los sábados por la tarde  y los domingos por la mañana así que no tenéis excusa.

Lo importante es que, si vais con niños, llevéis elegido el tema que queréis ver y os centréis nada más en ese porque, de otra manera, se cansan. Los tesoros de Egipto que conserva el museo están en la segunda planta y , además de algunas figuras y vasijas, conserva varios sarcófagos con sus momias, lo que más les puede gustar. En este caso el sarcófago de Taremetchenbast.

egiptoenMadrid_2

En cuanto a las momias, lo que más les gustó fue las radiografías que han colocado sobre las momias en si mismas  que muestran el esqueleto que incluye cada ataúd.

Pero nuestro paseo por las tierras del Nilo no acabaron ahí. Al día siguiente fuimos a descubrir con ellos un auténtico templo egipcio, el Templo de Debod que, además amigos, es gratis.

El templo fue construido allá por el siglo II antes de cristo en Debod, un pequeño pueblo del sur de Egipto bañado por el Nilo y en principio estuvo dedicado a Amon e Isis. Con la decadencia del imperio y su incorporación a Roma, el templo fue poco a poco cayendo en desuso. Fueron pasando los siglos y en 1961 con motivo de la construcción de la presa de Asuán., el Templo de Debod y otros muchos se desmontaron enteros para cambiarlos de lugar y en 1968  Egipto, como agradecimiento a varios de los países que contribuyeron a salvar los santuarios de Nubia decidió regalar Debod a España. Desde 1972 está en el parque del Oeste, en la montaña de Príncipe Pío, junto a la Plaza de España y preside una de las mejores vistas de la ciudad.

 

Templodebod_1

La verdad es que contado así resulta un disparate regalar el patrimonio a otras naciones y si nos escandaliza el hecho de que los Frisos del Partenón estén en el Museo Británico deberíamos pensar los mismo de estos templos. Se trata de un resto arqueológico no muy grande lo que lo convierte en ideal para visitar con niños. En la entrada explican el significado de cada uno de los relieves que se conservan y luego está el interior del templo en sí mismo.

templo_debod_2

En una de las salas emiten una proyección con la historia del templo que resulta hipnótica para los niños -tampoco es que sea la repera pero ya sabéis, en cuanto tienen una pantalla delante…- .

Templo_Debod_3

La segunda planta se destina a explicar la ubicación de los templos en Nubia y recrea mediante maquetas algunas escenas para las que se solía utilizar el templo

Templo_Debod_4

Y tras la visita aprovechamos para hacernos unas fotos y disfrutar de una mañana al aire libre y sentirnos como sacerdotes de Amon.

Templo_Debod_5

 

Si queréis repetir la experiencia y prepararos una pequeña historia que contar a vuestros peques sobre Egipto en Madrid, aquí podéis obtener información, igual que aquí y aquí.

Las ciudades también son para los niños

Yo me crié en un pueblo. Cerca de Madrid, pero en un pueblo. Ahora ya está engullido por el crecimiento de la ciudad y no es lo que fue, pero crecer en ese ambiente es distinto.

Mis hijos están creciendo en Madrid. Eso no es mejor ni peor. Es lo que les ha tocado. Las ciudades y los niños no se llevan muy bien, para qué nos vamos a engañar. Por eso cuando tuve noticia de la celebración de Malakids, decidí que teníamos que hacer algo de lo que proponían que es ni más ni menos que un fin de semana con actividades para grandes y pequeños aprovechando comercios y espacios públicos del barrio de Malasaña y Conde Duque. Y es que, los urbanitas también tenemos niños y nos gusta disfrutar de nuestras ciudad con ellos.

 

 

Y a pesar de que el fin de semana, como viene siendo tradicional desde ni me acuerdo, salió pasado por agua, las familias con niños tomaron todo el barrio y llenaron activamente desde por la mañana hasta por la tarde todas las actividades propuestas. Y ha sido un ejemplo de que las ciudades, si quieren, pueden disfrutarse por grandes y pequeños. Que todos podemos convivir y sacar partido de aficiones, conocimientos y que poco los niños con sus necesidades puedan integrarse en la ciudad. Y hay que reconocer que en Madrid cada vez hay más talleres para aprender mil y una historias, museos que ofrecen visitas especiales para familias o establecimientos que acogen a los pequeños como un cliente más y no te miran raro por llegar con dos niños a comer o merendar. Por querer disfrutar de ellos en un sitio normal, no en un parque de bolas o centro comercial.

Este fin de semana ha sido un derroche de actividades. Había de todo tipo. Desde aprender a atarse los cordones de los zapatos hasta cómo hacer películas en video con stopmotion. Los míos en concreto, disfrutaron de una Gimkana musical que organizaba Headbanger.

 

Se trataba de ayudar a encontrar el mapa del tesoro que habían robado al capitán Malasaña.

 

Salieron encantados y disfrutaron de una mañana diferente. Por no hablar del padre de los gamusinos que aprovechó para repasar una a una todas las guitarras de la tienda -algún día dedicaré un post a esta afición del gamusino padre-. Es el primer taller en el que han participado mis dos hijos juntos y salieron encantados. Terminamos la mañana, después de haberla pasado entre guitarras eléctricas y hablando de rock&roll, comiendo en un Tommy Mels , y aprovecho aquí para reclamarles un menú infantil, que somos muchos los que vamos con niños y no lo hay en la carta -si tienen tronas y se pueden pedir entrantes como los chiken tenders y hacen de menú-.

malakids_mateo

 

 

Si os pasáis por el facebook de Malakids, podéis ver todas las actividades que se desarrollaron y que, a pesar de la lluvia, fueron un éxito.  Yo os animo a participar en todas estas actividades. Hay montones de oportunidades para pasar un buen rato con los peques o para que ellos pasen un buen rato y tu puedas dedicarte a tomar un café con amigos o a hacer recados, que tampoco esta mal. Además, muchos de ellos son gratuitos y podéis localizar actividades en varias ciudades.  Seguro que en las vuestras también hay un montón de cosas que hacer con los peques.

malakids_2

Para localizar actividades, os recomiendo que visitéis regularmente la web de Kideoo, donde hay montones de sugerencias para disfrutar.

Nos vemos el viernes

 

 

 

 

Planes con gamusinos: Visita al Museo de Ciencias Naturales

 

Las navidades son propicias para ponerse manos a la obra con planes con los gamusinos. Hace mucho que no publicaba ninguno! Y en esta ocasión va de Museos. Uno de los preferidos del gamusino mayor, el Museo Nacional de Ciencias Naturales .  La verdad es que con Nico hemos ido mucho más de museos que con Mateo pero , ahora que ya es más mayor, la verdad es que también lo disfruta. Esta fue para él su primera vez en el Museo “de los Animales” y la verdad es que salió encantado.

Un Museo de Ciencias es perfecto para los peques: Está lleno de animales.

Un elefante enoorme, jirafas, cebras, leones, osos! Hay de todo, desde los insectos más pequeños y coloridos hasta esqueletos gigantescos.

La verdad es que en vacaciones está repleto de gente pero, tiene la parte positiva de que se pueden sacar las entradas por internet aquí y no hay que esperar cola. Además, como mis hijos son muy madrugadores aprovechamos para llegar pronto y poder recorrerlo un poco a nuestras anchas. Además cuentan con una serie de actividades para pequeños y mayores que no están nada mal y que ya están en nuestra lista de actividades a realizar en los próximos meses.

Este calamar gigante ha sido el descubrimiento de esta visita. Pero el amigo Aslan, no se queda atrás.

Y es que a qué niño no le gustan los leones?

 

Hay un esqueleto colgado del techo (el edificio en si mismo ya valdría la visita) impresionante, por no hablar de la parte en la que están las otras estrellas de la colección: los dinosaurios.

Esta parte, para un adulto, se queda un poco pequeña, la verdad , pero aún así son impresionantes. Como anécdota os comentaré que a mí lo que más me gustó fueron los ejemplares de periódicos de la época en la que se instalaron los dinosaurios en el museo, hace la friolera de 100 años y leer las crónicas en los periódicos de aquella época. Genial!

 

IMG_0365

Así que no lo dudéis si queréis un plan para hacer con los peques estas mañanas de invierno, no os perdáis el museo. Es un plan genial.

 

Planes con Gamusinos: El encanto del ferrocarril

Hola de nuevo.

Los que me seguís por otros canales sabéis que parte de mis vacaciones las paso en Benicassim. Y allí hay un parquecillo muy especial para hacer cosas con peques que responde a una de las esencias de este blog: enseñar planes cercanos y económicos para hacer con los peques.

Parque del Trenet

Parque del Trenet

Como os contaba en Benicasim está “El Parque del Tren”  que gestiona una asociación cultural llamada Asociación Cultural del Ferrocarril de Farja y que podéis conocer aquí. Se trata de un parque en el que estos amantes de las viejas locomotoras han recreado íntegramente una estación, unas vías y un recorrido que realizan con lo que se llaman “maquetas tripuladas” y de las que los peques y mayores pueden disfrutar en verano por sólo 1€ el viaje (hay atracciones en centros comerciales más caras y mucho menos romáticas).

Asociacion

Asociacion

 

No nos engañemos, es un plan difícil de rechazar, merendola y paseo en tren “de los que echan humo”, porque además de trenes eléctricos que alguno de nosotros hemos conocido, cuentan con máquinas de vapor que hacen las delicias de los más pequeños.

carbon

Cada paseo dura unos 8 minutos y en el recorrido vais viendo los vagones antiguos que han rescatado (y que ojala en algún momento permitan a la gente subirse en ellos) y pasáis por fuentes, tuneles y puentecillos. Todo muy familiar y divertido. El viaje comienza con la apertura de puertas y la entrega de los billetes a los acomodadores, todos ellos con su gorra y silbato reglamentarios.

 

billetes

Una vez ocupados los vagones (atención mamás: no ir con falda si no queréis enseñarlo todo). Las personas que lo atienden son unos enamorados de estas pequeñas joyas y si el peque muestra interés les explican cómo funcionan (Nico guarda como un tesoro un pedazito de carbón que le dio el maquinista)

locomotora

Y nos ponemos en marcha. Les gustó tanto que repetimos después del tren de vapor en un talgo clásico

curva

Así que casi sin proponérnoslo pasamos una tarde muy entretenida y divertida. Seguro que en vuestro lugar de vacaciones también tenéis sitios como este que merecen un paseo. Y si estáis por Benicassim yo que vosotros no me lo perdería.

 diversion