Receta rápida: Berenjenas rellenas de pollo

Buen martes.

Hoy vamos con una receta que se hace en un santiamén y que está buenísima, berenjenas rellenas.

ALT_recetaberenjenas_0

En función de cuántos seáis, necesitaréis más o menos berenjenas. Yo suelo hacer dos y nos comemos una mitad cada uno acompañada de algún entrante pero si son pequeñas, una berenjena entera por persona es un buen menú.

En la primera parte, la de abrir las berenjenas por la mitad y sacar la carne os pueden ayudar los niños.

alt_berengenasrellenas2

yo utilizo este chisme de Ikea para hacer bolitas con el melón. Después lo troceo con un cuchillo.

Cuando tengamos las berenjenas vacías, colocamos las pieles en una fuente y empezamos a cocinar. Rehogamos una cebolla muy picadita con un diente de ajo. Cuando esté listo, añadimos la carne de la berenjena en trocitos pequeños y dejamos que se haga un poco.

ALT_BERENGENARRELLENA3añadimos la pechuga de pollo en trocitos y dejamos que se haga. Cuando esté dorada, añadimos un bote de fritada de Mercadona y removemos. Apagamos y rellenamos las berenjenas con la mezcla.

alt_berengenarrellena5Esperamos a que enfríe un poco y rellenamos las pieles que hemos guardado con un cucharón. Ahí también lo pueden hacer los peques.

ALT_berengenasrellenas_6

mientras los niños os ayudan con esto, podéis aprovechar para preparar la bechamel con la que cubrir el relleno y lo introducimos al horno unos minutos junto con el queso rallado para que se gratine.

ALT_BErengenarellena_7

Y listo. A disfrutar de una comida completa, sana y rápida.

Hasta el viernes

A las ricas bravas gamusinas!

Un aperitivo como Dios Manda necesita unas bravas. Sino es como si no te lo tomaras. Pero que sean de las ricas, no de esas a la que les echan salsa picante de bote y son de bolsa congelada.

Unas buenas patatas bravas son un manjar y no es tan fácil hacerlas bien o encontrar un sitio donde te las hagan ricas.

Nosotros tenemos la suerte de vivir cerca de uno de los mejores sitios de Madrid para disfrutar de las patatas bravas, el Docamar.

Si algún día tenéis la posibilidad de probarlas, no lo dudéis. Pasaros a la hora del aperitivo y acompañarla con un buen vermú de grifo. Como buena receta maestra, la salsa es secreta y puedes comprarla en el mismo establecimiento.

El otro día mi santo Gamusino decidió que era la hora de que esta casa tuviera su propia salsa brava y trató de emular la del Docamar.

Lo primero que hizo fue comprar un par de kilos de buenas patatas gallegas que, para freír, son lo mejor de lo mejor. Lo segundo, investigar la receta. Aquí si que hay para todos los gustos. Hay quien la hace con tomate y hay quien asegura que la suya no lo lleva. En teoría la del Docamar no lleva. La que preparó a mi y a los niños nos gustó, no es igual pero… os la cuento por si os animáis a preparar el aperitivin este domingo

receta de bravas

Este fue el resultado:

BRAVAS EDIT 1

¿qué os parece? La verdad es que volaron y el chef de la casa ya está pensando en nuevas variantes. He visto por ahí una receta que utiliza caldo del cocido en lugar de agua… habrá que probarlo. Entre tanto, buen provecho

BRAVAS EDIT 2

Cocinando con gamusinos: enrollado de setas

Hoy vamos con un plato que sabe de rechupete, es fácil y con el que podéis quedar como señores con las visitas. Hojaldre de setas. Y es que tu le pones hojaldre a cualquier cosita y se convierte en un plato de restaurante fino. A los mochuelos no les suele gustar mucho pero los mayores seguro que os piden la receta.

Vamos con los ingredientes

hojaldresetas_1

Yo suelo usar hojaldre fresco pero ese día -fechas navideñas- los estantes de los supermercados estaban arrasados y tuve que recurrir al congelado. Ambos salen bien, lo único que los congelados en ocasiones se quedan pegados y hay que estirarlo con  el rodillo. Si lo hacéis, no olvidéis esparcir un poco de harina sobre la superficie de trabajo, de otro modo se os quedará pegado.

Empezamos picando las setas en cuadraditos pequeños y las pochamos -como dice Arguiñano- con un poquito de aceite y bien salpimentadas. Suelen soltar un poco de agua y la idea es que se queden secas. Las tenéis que hacer a fuego fuerte al principio y luego lo bajáis a fuego medio. En unos 10 minutos están listas. Un poquito antes de apagar añadís una cucharada de nata líquida y dejáis que se evapore. Una vez listas, apagais y dejáis que se asienten un poco antes de montar el rollo.

hojaldredesetas_c_1

Entre  tanto, aprovecháis para estirar el  hojaldre y colocáis las tiras de bacon de forma que se solapen un poco unas con otras.

hojaldredesetas_4

A continuación lo cubrimos con queso rallado. Hay quien también utiliza queso en lonchas pero yo prefiero este. Este Emmental. si no os gusta el queso, os saltáis este paso y todos tan amigos.

hojaldresetas_5

Sobre esta “cama” situamos las setas.

hojaldresdesetas_8

Ahora es cuando viene lo más complicado: el enrollado podéis empezar por el lado que mejor os parezca pero tenéis que girar la masa y que os quede sin aberturas. Luego doblar las puntas y pintar todo con huevo. Después lo pincháis con un tenedor y listo para hornear. Es lo más difícil pero es más o menos se consigue. Lo único que hay que vigilar es que no se os cáe todo el contenido por los lados al ir dando la vuelta. Yo os recomiendo hacerlo despacio y con cuidado, así que este paso no es muy apto para hacer con niños pero os pueden ayudar a picar las setas ya sea con la mano o con los cuchillos infantiles de plástico que hay, a pintar y a colocar el resto de los ingredientes.

hojaldresetas_c_2

Lo introducimos en el horno y lo tenemos unos 12 minutos. Vigilad bien que no os pasáis y cuando esté dorado, lo sacáis.

hojaldredesetas_11

Está para chuparse los dedos. Ya me lo contaréis si lo probáis.

Actividades otoñales para grandes y chicos

Las hojas de los árboles caen con más fuerza desde hace una semana.

Y ya han cambiado la maldita hora y ya es de noche mucho antes.

Pero se acercan unos días de descanso en los que, si el tiempo acompaña se pueden hacer muchas cosas.

Os cuento algunas.

Una excursión preciosa: visitar el Hayedo de Montejo que, en esta época del año luce en todo su esplendor, porque hay paisajes a los que les sienta especialmente bien el otoño.

El hayedo de Montejo en Traveler.es

Las hojas y su colorido ofrecen también mil y una posibilidades para hacer cosas con niños o decorar la casa.

Haciendo pequeños detalles a hojas de distinto color y tamaño podemos hacer collages de este tipo

kokokoKIDS

O este elefante

Guirnaldas, centros o lámparas que emulan la mítica Zettel Z son también buenas ideas.

Visita catsresume.blogspot.com

Con los más peques podemos construir nuestras propias marionetas

O estampar utilizando hojas y pintura acrílica

Y si el tiempo no acompaña, siempre nos queda preparar un bizcocho. Yo esta vez me voy a lanzar con un bizcocho de leche condensada en panificadora.

A ver que tal

Buen provecho y buen fin de semana!

Cómo preparar nubes en casa

Hoy en Cocinando con Gamusinos volvemos a preparar chucherías. La verdad es que no se me había ocurrido nunca prepararlas pero, la semana pasada cuando busqué recetas para hacer gominolas casi sin querer me tropecé con la de nubes que es igual de sencilla.

receta de nubes caseras

Necesitamos prácticamente los mismos ingredientes:

receta de nubes -ingredientes

Hacemos lo mismo que en la receta anterior: ponemos a calentar un cazo con el agua, el azucar y añadimos el sobre de gelatina (aquí sólo uno), el azucar y el azucar avainillado.

receta de nubes mezclar ingredientes

Cuando esté bien disuelto, lo dejamos reposar hasta que se enfríe (esto es importante porque sino no podemos continuar los siguientes pasos)

Antes de que empiece a cuajarse, comenzamos a batir con las barillas como si fuesemos a preparar un merengue.

batir los ingredientes como un merengue los ingredientes

Cuando este muy bien batido (os recomiendo las barillas eléctricas) lo vertemos en un molde en el que habremos puesto un papel de horno con azucar glass y lo dejamos reposar unas 12 horas.

Verter la mezcla en un molde y dejar reposar unas 12 horas

Pasado este tiempo, desmoldamos y cortamos en cuadraditos o como más os guste.

cortamos, primero en tiras y luego en dados

cortar en dados

Cuando lo tengamos cortadito, echamos azucar glass en una bolsa de plástico (de las de congelar) y vamos pasando por azúcar los cuadraditos echando unos pocos y sacudiendo.

Nubes listas para disfrutar!

Y listo para comer! Estan de verdad muuy buenas!

Sólo falta envolverlas de una forma chula y son ideales para llevar al cole o a la oficina.

Que paséis buen fin de semana!

Cocinando entre Gamusinos: Mermelada de moras

mermelada de moras

Benicassim

Hoy comparto con vosotros una de nuestras actividades de verano: subir al Desierto de las Palmas en Benicassim a recoger moras. La verdad es que moras silvestres hay prácticamente en todos los montes de España y en función del clima (en Cantabria, por ejemplo, brotan más tarde, casi en septiembre) podemos recoger este rico fruto morado durante el mes de agosto. Nosotros tenemos una ruta fija que no voy a desvelar no sea que el año que viene, cuando vaya me haya quedado sin moras!

El caso es que después de una tarde de senderismo con nuestros palos (para acercarnos las ramas y apartar las zarzas con más pinchos) y de disfrutar de unas sardinas asadas en la terraza del restaurante del desierto   (que aprovecho para recomendar ya que el trato es genial y los precios, si tenemos encuentra la ubicación y las vistas, no están nada mal) bajamos a casa a preparar nuestra clásica mermelada de moras.

Este año entre toda la familia gamusina hemos recogido 1,8 kilos de moras en apenas un par de horas. No está nada mal. Mi consejo es que cojáis las que estén más maduras, más negras y que dejéis que las que aún están rojas o verdes maduren para los que vengan detrás  y que no dañéis las plantas. También que quitéis allí mismo los “sombreritos” a las moras y así os ahorráis tener que hacerlo en casa.

Los ingredientes son muy sencillos:

moras

azucar

limón

tarros para envasar

Lo primero es lavar bien las moras y pesarlas para calcular la cantidad de azucar que tenemos que emplear. En nuestro caso, al tener casi dos kilos, empleamos 800 gramos de azúcar. La proporción habitual es utilizar la mitad del peso de la fruta en azúcar.

peso

Cuando lo tenemo claro, pesamos y añadimos el azucar y removemos:

azucar mezclarremover

Lo ponemos al fuego, no muy fuerte para que no se agarren las moras con el azucar y removemos. Añadimos a continuación el zumo de un limón.

limon

Normalmente la mermelada está lista en unos 20/30 minutos. Id removiendo de vez en cuando y una vez tenga la textura de “mermelada”, apagáis y envasáis.

rellenar

 Nosotros guardamos tarros durante todo el año para esto. Como veis en la foto, hervimos en una cacerola tarros y tapas para esterilizarlos mientras estamos haciendo la mermelada. Con un cuarto de hora es suficiente y así los tenemos listos para envasar. Con los tarros todavía calientes, los cerramos y ponemos al baño maría para cerrar al vacio.

listo

Hecho esto ya sólo queda etiquetar. El Gamusino suele diseñar la etiqueta todos los años pero, si queréis, podéis utilizar el programa Jam Labelizer y diseñar las vuestras : podéis “bautizar” vuestra mermelada, poner la fecha y los ingredientes así como dónde lo hicisteis, añadir una foto y guardarlo como jpeg o imprimir vuestras propias etiquetas.

etiqueta

Espero que os haya gustado