Tutorial: cojines guitarreros

Buenos días!

Hoy vamos con un tutorial muy sencillo para fabricarnos una guitarra cojín.

Los cojines con formas están de moda, los hay de todo tipo, desde peces a nubes  pero, en la residencia gamusina, las guitarras son los reyes así que el fin de semana pasado los gamusinos fabricaron las suyas.

alt_cojinguitarra_9-min

Sólo necesitamos unos retales de tela blanca, estos son de sábanas viejas, rotuladores textiles, una plantilla y a coser. Un gato alrededor no ayuda mucho, la verdad, pero lo hace más entretenido.

alt_cojinguitarra_1-min

Lo primero que hacemos es buscar una plantilla de la guitarra que queremos hacer e imprimirla. En función del tamaño necesitaremos hacerlo en una o varias hojas. En nuestro caso fueron tres folios.

alt_cojinguitarra_4-minPonemos la sábana encima y lo calcamos bien con un lápiz o con el boligrafo de bordado que luego se elimina con calor.

alt_cojinguitarra_2-min

Una vez delimitado el contorno, lo coloreamos con rotuladores para tela o con pintura de tela. Nosotros utilizamos unos rotuladores del Tiger. Y cuando hayamos terminado de rellenar la guitarra con los colores que queremos, la planchamos del revés para fijar los colores.

alt_cojinguitarra_5-min

Cortamos y a coser. Lo podéis hacer a mano o a máquina, a máquina es más rápido y si sabéis seguro que queda más firme. Cosed por el revés.

alt_cojinguitarra_6-min

Y ya sólo nos queda  darle la vuelta y rellenarla con los restos de una almohada vieja. Rellenad mucho de manera que el mástil quede muy firme y si no podéis hacerlo manualmente ayudaros con una aguja de punto gruesa a pasar el relleno por el mástil.

alt_cojinguitarra_11

Y listo, una tarde entretenida y un nuevo juguete casero ¿se puede pedir más?

Espero que os haya gustado y si os animáis mandadme fotos de vuestras guitarras!!!

alt_cojinguitarra_8-min

Tutorial rápido: Calcetines para sillas

Buenos días

hoy quiero agradeceros inmensamente la buena acogida del post del viernes, esperamos enseñaros muchas más cosas de la tienda en breve.

Hoy vamos a hacer un tutorial rápido y práctico. Seguro que todas las que tenéis pequeños gamusinos al rededor estáis hasta  el gorro de que arrastren las sillas sin piedad por el parqué ¿verdad? El colocar fieltros o gomas adhesivas puede solucionarlo temporalmente pero se acaban cayendo o despegando.

Pues hoy os traigo la solución. Sólo necesitamos lana, trapillo y un ganchillo o agujas de punto para ponerle “calcetines” a nuestro mobiliario y además, darle un puntito a la decoración del salón o la cocina.

No tenéis más que calcular el grosor de la pata de la silla que queréis cubrir y tejer en redondo como si fueseis a hacer un amigurumi. El largo lo dejo a vuestra elección, tanto más cortos como más largos molan muchísimo.

Las de la imagen están tejidas con un gancho del 3,75 y combinan dos colores. Lo primero de todo es comenzar con un círculo mágico de seis puntos.

Vuelta 1: un punto bajo en cada uno (6)

Vuelta 2: 2 puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior (12)

Vuelta 3: Un punto bajo en el primero y dos puntos bajos en el siguiente hasta completar la vuelta (18)

Vuelta 4- fin: 18 puntos bajos

Los colores se alternan cada 2 vueltas pero las opciones son infinitas. Es muy importante que comprobéis si esta medida se adapta al tamaño de vuestras patas, si no, continuad aumentando hasta que ajuste .

Los resultados son muy chulos, como esta combinación en verde y blanco.

Si lo vuestro no son las agujas, podéis hacerlo con calcetines. Mirad que resultado

Ya me contaréis si os animáis a hacerlo.

Buena semana!